TEMAS DEL MOMENTOAlvarito-Caso Najayo · Papa y los "hipócritas" · Carlos Peña-Domínguez Brito-Félix Bautista · Licey-Águilas ·
Nacionales Ramón Alburquerque: En proyecto de Falcondo no hay dinero para el Estado
6 de Enero del 2013
Ingeniero Ramón Alburquerque
Varios de los invitados que integraron el panel de 'Los Sabios en la Z'.
Laura Peralta

El ingeniero Ramón Alburquerque consideró este domingo que la explotación de Loma Miranda no vale la pena, por considerar que durante el período de operación de Xstrata Nickel Falcondo el Estado dominicano apenas recibiría 40 millones de dólares anual.

Al hacer cálculos de acuerdo a los datos ofrecidos por el geólogo Osiris del León, 19.2 millones de toneladas métricas de reservas que explotaría la empresa, la venta de cada libra a 10 dólares arrojaría 6 mil millones de dólares.

Tomando en consideración los costos de producción, de aproximadamente un 60 por ciento, la actividad de Falcondo generaría entre 1,600 a 1,800 millones de dólares en 18 años, de los cuales 600 millones corresponderían al Estado dominicano.

“No vale la pena eso. De entrada no vale la pena. Si son 600 millones (de dólares) en 18 años, estamos hablando que nos tocarán 40 ó 50 millones de dólares al año. De entrada, eso hay que dejarlo de discutir. Si nos fueran a tocar mil millones, diría: espérense, dejénme ver”, expresó el conductor del espacio 'Los Sabios en la Z'.

Consideró que el ejercicio de los derechos adquiridos por Falcondo debe ser manejado cuidadosamente.

Consideró la Constitución como un arma muy poderosa, aunque reconoció sus debilidades.

“No debemos creer que tenemos una Constitución que sea como lo presentan, sobre todo al expresidente Leonel Fernández y otros, que han dicho que es una obra maestra, cuando sabemos que tiene gazapos y máculas. Una Constitución que entregó las playas a los hoteles y extranjeros es una Constitución hasta cierto punto canallesca".

Al dirigir el debate en 'Los Sabios en la Z', Alburquerque preguntó si se debía luchar por otorgar licencia social a las empresas inversionistas, ante lo que De León respondió que la Ley 64-00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales establece una consulta con la comunidad, a la que deben asistir representantes de la Dirección General de Minería y Medio Ambiente.

“Todo eso es manipulable”, alertó el expresidente del Senado.

"Hay que establecer la forma cómo se establece el consenso social, cuando se trate de recursos que nos convoquen a todos. ¿Por qué se le va a enviar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y si esta gente se aloca y viene diciendo cosas?", agregó Alburquerque.

Por su experiencia como técnico de la ONU, Alburquerque expresó que en ese organismo también “se compra” a la gente.

“Las Naciones Unidas es lo más sagrado que tenemos, pero las Naciones Unidas no hace estudios, contrata especialistas que registran sus currículos allá y los sortean. ¿Qué es lo que debe hacerse? El plebiscito", sostuvo.

Recomendaciones

Tras intensos debates con los diferentes invitados, el ingeniero Alburquerque propuso las siguientes recomendaciones:

1. Modificar la Ley 146 de Minería y la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, para fortalecer la soberanía sobre los recursos mineros en cuanto a su explotación.

2. Comunicarle al país que los recursos que generaría Loma Miranda serían 40 millones de dólares al año, de acuerdo a las 19.2 toneladas métricas de reserva con contenido de 1.68 de tonelada de níquel, a precio de 10 dólares la libra, que supondría un aproximado de 6,500 millones de dólares. Tomando en cuenta los costos de producción y la participación del Estado, a éste apenas le quedarían 40 millones de dólares al año que “no valen la pena”.

3. Agradecer al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) su disposición de colaborar con el Estado en el estudio de Loma Miranda y que, en cambio, se retire la solicitud, porque es "absolutamente innecesaria", ya que hay suficiente talentos en el país.

4. Revisar las concesiones otorgadas en el país para preservar los recursos fundamentales de los que depende la nación, como el agua, la biodiversidad y la estabilidad climática.

5. Que, por todo lo anterior, se rechace la explotación de Loma Miranda y que sus límites territoriales sean convertidos en áreas protegidas.

 


COMENTAR ARTICULOS

Ultimas Publicaciones

MÁs Vistas